sábado, 28 de noviembre de 2015

Comentario sobre las jarchas

A lo largo de la historia siempre hemos estado expresando nuestros sentimientos. En la actualidad, en vez de hacerlo personalmente, lo hacemos a través de las redes sociales o través de mensajes por WhatsApp. Pero en la Edad Media, como es lógico, no había estos medios. Entonces, ¿cómo se expresaban los sentimientos en aquella época? Pues se transmitían mediante unos textos llamados "jarchas" (composiciones líricas que constituían la parte final de un poema en árabe llamado "moaxaja").
Observando tantas diferencias, se tiende a pensar que lo que transmitían también es completamente distinto, por eso me voy a centrar en esto. Leyendo de nuevo las jarchas que hemos visto en clase, se puede apreciar que además se transmite el sentimiento de no poder vivir sin una persona; la pena que se siente cuando esa persona no está, etc. Hasta ahora hay pocas diferencias, pero todo esto nos suena de algo.
Cuando realmente hay amor, sentimos que es lo más bonito que puede haber en el mundo; pero cuando ese amor se acaba puede ser muy doloroso. De todas formas, esto es una cosa tan obvia que no vale la pena centrarse mucho en ella, porque lo más llamativo de esta jarcha es que podemos ver a una mujer intentando provocar sexualmente a un hombre.
Hace 8 siglos y, aún en la actualidad, esto sigue siendo un tema tabú, por el simple hecho de que esto lo hace una mujer, pero sin embargo, si esto lo hiciese un hombre, se vería como una cosa normal.
Se supone que vivimos en una sociedad modernizadas e igualitaria, sin diferencia alguna entre los sexos. Pero, verdaderamente, sabemos que esto no es así, ya que, si vamos un día a una discoteca y vemos a un chaval ligando con 3 chavalas (por ejemplo) ya decimos que es un "crack" o un "ligón", mientras que si esto fuera al contrario, diríamos " vaya tía golfa". Y, ¿por qué esto es así? La respuesta es muy simple: la educación. Según dicen, todos estamos educados en igualdad de condiciones, pero, como podemos ver en el ejemplo anterior, esto no es verdad, porque si fuese así, no criticaríamos así a las mujeres de esta forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario